Entradas

La Confederación Masónica Interamericana condena la ejecución de Óscar Pérez

el Consejo Ejecutivo hace conocer a todas las Grandes Potencias afiliadas a la Confederación Masónica Interamericana lo siguiente:

  1. Por medio de la prensa internacional y otros canales de difusión se ha tomado conocimiento de la ejecución extrajudicial del H∴ M∴ Óscar Alberto Pérez, de Venezuela, en fecha 15 de los corrientes, sin haber sido sometido a un debido proceso como corresponde a cualquier persona en un país donde existe respeto por los derechos y la dignidad humana.
  2. También se ha conocido que el Gran Maestro de la Gran Logia de la República de Venezuela ha emitido el Comunicado No. 02, del 9 de enero pasado, donde hace saber del enjuiciamiento masónico y la expulsión de la Orden del referido Hermano, argumentando las figuras jurídicas de “traición a la Patria y delitos comunes”. Leer más

Fraternidad masónica

los textos de Masonería nos dicen: «La masonería es una asociación esencialmente fraternal y una escuela de superación espiritual». Se entiende por fraternidad a la unión y buena correspondencia entre hermanos o entre los que se tratan como tales.

La amistad implica el conocimiento mutuo entre dos seres y que está condicionada a la correspondencia y cierta afinidad de pensamiento, gustos y aficiones. Pero a la vez, la amistad es muy frágil, ya que cualquier discrepancia podría romperla. Es por ello que hay un dicho que dice que a las amistades hay que cuidarlas como a una flor y cultivarla con mucha sutileza.

La fraternidad en cambio es un lazo indestructible que nos une con nuestros semejantes en nuestros intereses comunes; sin implicar condición alguna. Es una expresión que proviene del alma, es una manifestación libre del amor hacia nuestros semejantes. No importando que tengamos diferentes creencias, ideología, gustos, aficiones o diferente posición social. Leer más

Declaración Universal de los Derechos Humanos

adoptada y proclamada mediante la Resolución de la Asamblea General 217 A (iii) del 10 de diciembre de 1948.

El 10 de diciembre de 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó y proclamó la Declaración Universal de Derechos Humanos, cuyo texto completo figura en las páginas siguientes. Tras este acto histórico, la Asamblea pidió a todos los Países Miembros que publicaran el texto de la Declaración y dispusieran que fuera «distribuido, expuesto, leído y comentado en las escuelas y otros establecimientos de enseñanza, sin distinción fundada en la condición política de los países o de los territorios».

Preámbulo

Considerando que la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana;

Considerando que el desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos han originado actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad, y que se ha proclamado, como la aspiración más elevada del hombre, el advenimiento de un mundo en que los seres humanos, liberados del temor y de la miseria, disfruten de la libertad de palabra y de la libertad de creencias;

Considerando esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de Derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión; Leer más